Breadcrumb

  1. Inicio
  2. Información sobre la donación
  3. Historias de vida
  4. "Alguien tuvo la posibilidad de vivir gracias a mamá".

"Alguien tuvo la posibilidad de vivir gracias a mamá".

Dr. Daw
Donante de órganos
California
"Como médica, nuestra madre se había preocupado por muchas personas. El último regalo que hizo fue testimonio eterno de su carácter". - La familia de la Dra. Daw

La Dra. Daw era una mujer de mucho talento, coraje, dignidad, compasión y generosidad, recuerda su familia.

Asistió a escuelas públicas en Burma, un país que formaba parte de la Mancomunidad Británica. Se distinguió en la escuela y tenía un profundo interés por la medicina. Cuando eligió esa carrera, no la asustó ni por un momento optar por una profesión predominantemente masculina. Eso fue a principios de la década de 1960. Después de obtener su título de Doctora en medicina, se casó y formó una familia en California. Además, instaló una clínica médica en una comunidad relativamente marginada.

La Dra. Daw brindó desinteresadamente sus servicios y recursos a los pobres y a las personas pertenecientes a instituciones religiosas, independientemente de su creencia. En la misión vecina, ella era la única médica mujer a la que podían recurrir en caso de necesitar atención médica.

Una noche de 2002, en la víspera de su cumpleaños número 59, las hijas de la Dra. Daw recibieron la noticia de que su madre estaba gravemente enferma. Tenía múltiples aneurismas cerebrales. La hemorragia había causado un daño tan grande que ya no respondía a ninguna de las pruebas.

"Parecía que todo se desmoronaba", recuerdan las hijas de la Dra. Daw. "Entonces un promotor de OneLegacy nos habló sobre la donación de órganos. La idea de tener la oportunidad de salvar la vida de otra persona nos conmovió aun cuando no deseábamos retirarle a mi madre el soporte vital".

"Nos preguntamos qué hubiese deseado ella. Por lo que aceptamos donar algunos de sus órganos. Queríamos que el padre, el marido, la esposa, la madre, la hija o el hijo de alguien tuviera más tiempo para compartir con sus seres queridos".

La familia de la doctora se despidió de ella. "Fue muy doloroso dejarla partir", recuerdan. "Pero alguien tendría la posibilidad de vivir gracias a mamá. Como médica, se había preocupado por muchas personas. El último regalo que hizo fue testimonio eterno de su carácter".

Buscar historias