Breadcrumb

  1. Inicio
  2. Información sobre la donación
  3. Historias de vida
  4. Para un beneficiario de hígado, el regalo de la vida significa el regalo de la familia

Para un beneficiario de hígado, el regalo de la vida significa el regalo de la familia

Kelvin
beneficiario de hígado
California
"Después de cuatro meses de espera, recibió la llamada. 'Estaba tan entusiasmado porque me dio esperanza. Esperanza de ver crecer a mis hijos y pasar más tiempo con mi esposa y mi familia..." - Kelvin

Durante muchos años, Kelvin supo que estaba viviendo con un asesino potencial. Al igual que muchas otras personas de ascendencia asiática en EE. UU. (nada menos que una de diez), Kelvin tenía un tipo de hepatitis, un virus que ataca al hígado. Los médicos monitorizaban su condición y durante casi 20 años permaneció estable. Pero un día, todo eso cambió. "Estaba en el trabajo y empecé a vomitar sangre", recuerda. En ese momento descubrió que tenía una enfemedad terminal hepática.

Kelvin ingresó en la lista de espera de trasplantes. Solo le quedaban seis meses de vida. Cuando su condición empeoró, comenzó a temer lo peor. Entonces, después de cuatro meses de espera, recibió la llamada. "Estaba muy entusiasmado porque me dio esperanza. Esperanza de ver crecer a mis hijos y pasar más tiempo con mi esposa y mi familia".

Con su regalo de la vida, Kelvin ha recuperado su salud y ha cumplido su deseo de ver a sus dos hijos convertirse en adultos. Actualmente, su familia permanece unida. Sus hijos también son donantes de órganos registrados. Recuerdan cómo casi pierden a su padre. Kelvin aconseja a otros asiáticos estadounidenses que están en programas de trasplantes. Además, ayuda a los pacientes con la traducción.

"Sin el trasplante, habría muerto hace 15 años", dice Kelvin. "Ahora aprecio cada día, amo a mi esposa, a mis hijos, a mi familia mucho más. Cada día es un nuevo día para mí. Cada día es un día de agradecimiento para mí. Y realmente valoro la vida nueva que me han dado".

Kelvin Yu: beneficiario de hígado
"Después de cuatro meses de espera, recibió la llamada. 'Estaba tan entusiasmado porque me dio esperanza. Espero ver crecer a mis hijos y pasar más tiempo con mi esposa y mi familia...".
Buscar historias