Saltar al contenido principal
Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.
Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.

"Gracias por devolvernos a Caitlin".

Caitlin
Caitlin
beneficiario de hígado
Massachusetts
 
Desde el momento en que Caitlin nació, sus padres, Shawnna y Tim, supieron que algo estaba mal. "De inmediato partimos a un hospital más grande para realizarle una transfusión", recordó Tim. "Las experiencias con los nacimientos de nuestros otros hijos fueron relativamente sencillas". Sabíamos que era algo malo".

"Caitlin nació con un tumor en el hígado", explicó Shawnna. "Fue sometida a varias cirugías y procedimientos e incluso, en una ocasión, sufrió un paro cardiorrespiratorio. Tuvieron que reanimarla. Casi no sobrevivió".

"Estuvimos a punto de perderla", asintió Tim. "Varias veces. Cuando iba a visitarla al hospital, ella esbozaba una enorme sonrisa al verme ingresar. Era mi fuente de inspiración. Pero al rato se le desdibujaba la sonrisa. Entonces me di cuenta de que estaba gravemente enferma".

A los 5 meses de edad, la pequeña Caitlin ingresó a la lista de espera para un trasplante de hígado. Dos días más tarde, recibieron la llamada. Un joven llamado Jeff falleció tras una trágica caída y era compatible con Caitlin. "Es una situación terrible", expresó Tim. "Por un momento te ilusionas al saber que tu hija vivirá". Pero a la vez sabes que otra familia está atravesando el peor momento de sus vidas".

Caitlin recibió un trasplante de hígado parcial gracias a Jeff y a partir de ese momento comenzó el proceso de sanación. "Ha sido un largo proceso", manifestó Shawnna. Además se contactaron con la familia del donante de Caitlin. La familia de Jeff les dijo que Caitlin fue lo único que les dio sentido a sus vidas tras la muerte de su hijo.

Actualmente, Caitlin cursa primer grado. Su familia no puede imaginarse la vida sin el milagro de su hija. Le encanta bailar y cantar y es una niña encantadora y activa. "Está sumamente agradecida", expresó Shawnna. "Siempre está feliz", agregó su padre.

La familia guarda una fotografía de Jeff en la habitación de Caitlin con una vela junto a la ventana. Cuando le preguntamos a Caitlin, simplemente nos respondió: "Él es Jeff. Él me salvó la vida".

Y la familia sigue participando en los eventos de beneficiarios de trasplantes. Todos están inscritos como donantes de órganos registrados. "Les ruego a todos que si tienen la oportunidad de decir 'sí', marquen la casilla y comuníquenselo a sus respectivas familias", dice Tim. "Usted tiene la oportunidad de hacer algo grande".

Buscar historias

Lo más destacado

Este video muestra a Caitlin, salvada por un trasplante de hígado a los 5 meses de edad.