Saltar al contenido principal

La alegría de recibir vida y esperanza

Sabrina
Sabrina
beneficiaria de riñón y páncreas
Tennessee

Cuando a Sabrina le diagnosticaron diabetes juvenil a los ocho años, su páncreas ya no estaba funcionando. A medida que pasaban los años, sus riñones también empezaron a fallar. Sabrina comenzó a dializarse e ingresó en la lista para trasplante de riñón.

Cuatro meses después, Sabrina se enteró que recibiría un riñón y un páncreas.

Era una bendición agridulce; sabía que el regalo de la vida significaba el sacrificio de otra persona.

"Es por eso que ahora comparto mi historia", explica. "No puedo poner en palabras lo maravillosa que es mi vida ahora. Un donante de órganos realmente salva vidas y da esperanza".

Buscar historias

Lo más destacado

Este video muestra a Caitlin, salvada por un trasplante de hígado a los 5 meses de edad.