Breadcrumb

  1. Inicio
  2. Información sobre la donación
  3. Historias de vida
  4. Una luz brillante permite que otros brillen intensamente

Una luz brillante permite que otros brillen intensamente

Febronio
Febronio
Donante de riñón, hígado y corazón
California
"Mi hermano tenía una luz tan grande cuando nació", dice su hermana, y agrega que su luz sigue brillando gracias a sus donaciones.

Algunas estrellas brillan intensamente, pero no por tiempo suficiente. Febronio fue una de esas estrellas para su familia, amigos y quienes lo conocieron.

Febronio, conocido como Dimas, vivió a lo grande. Le encantaba jugar fútbol, conducir sus autos y conectarse con sus amigos y familiares. Era el hijo del medio "así que nos unió a todos", dice su hermana mayor, Pamela. Agrega que Dimas estaba lleno de "compasión, amor, desinterés, humor. Era un montón de cosas hermosas".

Dimas, que sufría de varias condiciones preexistentes, incluida la diabetes, salió una noche con amigos cuando su corazón se detuvo repentinamente. Llamaron a los paramédicos y pudieron reiniciar su corazón, pero el pulso era muy débil. Dimas recibió asistencia artificial y fue declarado con muerte cerebral dos días después. Solo tenía 25 años.

"Mi hermano tenía tanta luz cuando nació", dijo Pamela, "era cariñoso, afectuoso y empático". Agrega su madre, Judith, "Él siempre fue una luz".

Su familia estaba tratando de asimilar la noticia esa noche en el hospital; descubrieron que Dimas se había inscrito como donante de órganos. Ese era el bondadoso Dimas en pocas palabras, pensó su familia.

A medida que la familia aprendió más sobre la donación de órganos en los dos días de vigilia junto a la cama del hospital de Dimas, entendieron su decisión. "Honramos la elección que hizo", dice su hermana.

En su dolor, la familia sabía que otras personas vivirían y se beneficiarían de los regalos que prometió Dimas. El corazón de Dimas salvó a un hombre de 22 años. Una mujer de unos 50 años recibió su hígado. Y una mujer y un hombre, ambos de 30 y tantos años, recibieron sus riñones.

"Dentro de toda esa tragedia, estábamos felices de que algo bueno pudiera salir de eso", recuerda Pamela.

A medida que pasa el tiempo y su madre y su hermana reflexionan, ambas se dan cuenta lo bueno que fue la inspirada decisión de Dimas de donar sus órganos.
La familia de Dimas convirtió su pérdida en una celebración de la vida. La familia tuvo muchas oportunidades de honrar la vida de Dimas desde su fallecimiento. Organizaron un homenaje y su historia se presentó en un video donde los miembros de la familia hablan sobre los regalos que Dimas les ha dado. Ahora, Judith espera tener la oportunidad de reunirse con algunas de las personas que recibieron los regalos de la vida de su hijo.

“En la cultura latinoamericana no se entiende bien la donación de órganos”, explican Judith y Pamela. En honor a la vida de Dimas, la familia compartió el proceso, la experiencia y los beneficios de la donación de órganos dentro de su comunidad. Todos los miembros de la familia ahora están registrados como donantes de órganos. Hay más concientización en el círculo de amigos de su familia, lo que inspira a los amigos a inscribirse también.

"Entonces, para este proceso de duelo", dice Pamela, "esta elección que hizo en realidad fue algo positivo para nosotros, porque nos ayuda a sobrellevar el hecho de que él no esté aquí".

Para su familia, su luz aún brilla. "Él está conmigo, todavía. Su camino con esa luz, sí, él es luz".

¿Quiere dejar su legado de luz y vida? Conozca más sobre el registro de donantes de órganos, córneas y tejidos.
 

Buscar historias