Saltar al contenido principal
Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.
Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.
Donante de órganos > Estadísticas e historias > Historias de vida > Trasplante de cinco órganos que ayuda a recuperar el cuerpo y la mente

Trasplante de cinco órganos que ayuda a recuperar el cuerpo y la mente

Abhishek
Haley
Beneficiaria de cinco órganos
Indianapolis

Haley siempre había estado sana, incluso estaba entrenando para una media maratón. Tenía 24 años y nunca había padecido ninguna enfermedad grave. Entonces, ¿por qué se le caía el cabello?

Los médicos estaban desconcertados. El peso estaba desapareciendo del cuerpo delgado de Haley y sus uñas se estaban cayendo. El dolor abdominal y la hinchazón la acosaban constantemente y luchaba por retener la comida. Pero los médicos no podían identificar una causa.

La respuesta llegó en septiembre de 2014, cuando el dolor de Haley se volvió insoportable. Un ingreso al hospital y una cirugía de emergencia revelaron que una condición genética le provocó la formación de un coágulo de sangre en el hígado. El coágulo le cortó la circulación en el intestino, y casi le destruyó el hígado. La reacción inmunológica de su cuerpo, a su vez, dañó varios otros órganos.

El médico de Haley recomendó una cirugía de trasplante de cinco órganos, pero estaba preocupada por la calidad de vida que tendría después del procedimiento. Entonces decidió: "No me someteré a un trasplante. Aprenderé a adaptarme". Se apegó a una dieta muy restrictiva y contactó a médicos de todo el país para encontrar una alternativa.

Haley pasó de trabajar a tiempo completo a vivir de los beneficios por discapacidad. No podía conducir ni subir de peso. El dolor constante era tan intenso que casi no podía caminar o mantenerse de pie. Con los meses, las toxinas causadas por el daño orgánico se alojaron en su cerebro, por lo que no pudo concentrarse ni pensar con claridad. El dolor era más que físico, estaba afectando su mente.

Para junio de 2015, Haley había agotado todas sus opciones. Su médico le dijo que la única solución era un trasplante múltiple de órganos y que lo necesitaba cuanto antes. Con su grupo sanguíneo, tamaño del cuerpo y condición, esperaba una corta espera, con suerte treinta días o menos. No estaba seguro de que duraría mucho más.

Después de dos falsas alarmas, recibió el llamado: había compatibilidad.

El trasplante, que incluyó estómago, páncreas, hígado e intestino delgado y grueso nuevos, fue un éxito. Pero la recuperación fue larga. Haley estuvo internada en el hospital varias veces durante un año, y el dolor seguía siendo una compañía constante.

Con el tiempo, llegó a un momento que nunca olvidará: uno sin dolor. Recuerda haber visitado un lago con su familia y haber pensado: "No puedo creer estar aquí, no tengo ningún tubo conectado, estoy a tres horas del hospital y no me siento que me vaya a morir. ¡Es increíble!"

Cinco años después del trasplante, Haley se siente como una persona normal y saludable y disfruta de su nueva libertad. Ha podido conocer a la hija de su donante y quiere "asegurarse de que sepa que su madre me salvó la vida". Haley también visita a pacientes en espera de trasplantes de múltiples órganos para escuchar sus historias, compartir las de ella y animarlos.

No sabe lo que le depara el futuro, pero el presente está lleno de oportunidades. Y con cada momento sin dolor, agradece a su donante por el regalo de la vida.

Dese la oportunidad de transmitir esperanza a quien la necesita inscríbase como donante de órganos, córneas y tejidos.

Fecha de última revisión: